Críticas

La casa de papel 5: 15 frases del primer volumen del final del famoso atraco español

"Mucha gente cree que en la vida solo hay un gran amor. Lo que no saben, es que se puede vivir varias vidas".

Esto También Es.- Se acerca el gran final del atraco al Banco de España, pero antes los ladrones deben enfrentar un nuevo desafío y el profesor parece no tener un plan B como de costumbre. El primer volumen de la temporada 5 de La casa de papel aterrizó en Netflix. 

Está última parte dividida en dos posee una premisa anunciada con el monumento de «Los cinco caídos»: alguien más morirá en esta historia. Pero antes debemos conocer el futuro de El Profesor (Álvaro Morte) que quedó con las manos atadas tras el desenlace de la cuarta parte, después de que Alicia Sierra (Najwa Nimri) encontrara su escondite. Mientras que Lisboa (Itziar Ituño) entra por todo lo alto al Banco de España, pero ella junto a todo el equipo con máscaras de Dalí deben arreglárselas sin El Profesor.

En medio de la anarquía reinante en el banco, se desborda el caos. Berlín (Pedro Alonso) regresa en flashbacks junto a uno de los nuevos integrantes de la temporada, su hijo. Rafael (Patrick Criado) es un joven que creció sin una figura paterna, pero que después de terminar una carrera profesional creó un lazo peculiar de padre e hijo. Tokio (Úrsula Corberó) también es protagonista de algunas visitas a su pasado, el cual ella llama ‘su otra vida’.

En medio de disparos, explosiones, corrupción y sin un norte fijo, los atracadores marginados libran las batallas internas que los han llevado hasta este punto. Sin marcha atrás, el robo debe continuar a cualquier costo. A continuación podrás disfrutar de 14 frases destacadas de los 5 episodios de la quinta temporada:

«Soy la mujer de un hombre muerto. Una policía deshonrada. Una torturador para la gente que me quiere, gracias a usted. Y si no le vacío el cargador en la pura cabeza es porque alguien va a necesitar de mí en los próximos 18 años«.

Sierra a El profesor.

«Las cosas de verdad importantes en la vida son siempre inesperadas«.

Berlín a Tatiana (Diana Gómez).

«Estamos empezando a improvisar. Y así es como matan a la gente en los atracos«.

Bogotá (Hovik Keuchkerian) a Palermo (Rodrigo De la Serna).

«Nos estamos saltando la ley. Mucho más que ellos. Y yo creo en la ley«.

Explica Ángel (Fernando Soto) al coronel Tamayo ( Fernando Cayo).

«En los atracos el amor se multiplica. Es que cada segundo puede ser el último. Y esa adrenalina hace que vivas a muerte. No quieres dejar nada para después«.

Tokio a Lisboa.

«Lo que no quiero es que te mueras sin haber vivido. Te estoy poniendo sobre la mesa un salvoconducto a tu libertad. Los ladrones somos los auténticos libertadores. Y si alguna vez tenemos que pagar un precio por ello lo pagamos«.

Berlín al Rafael.

«¿Todo este oro no se puede fundir o qué pasa?» Le pregunta Denver (Jaime Lorente) al Palermo, él le responde: «Este oro ya fue robado una vez. No puede ser robado dos veces. El oro de los quimbayas, los incas, los quechuas… En todo caso, tendríamos que devolverlo«.

«Las cosas que son importantes en la vida, salen caras. La rebeldía. La libertad. Los ideales«.

Berlín al Rafael.

«Creo que el estado natural de un padre y una madre es la confusión. Y que, al final, lo importante no es que un padre acierte, es que te quiera«.

Manila (Belén Cuesta) a Estocolmo (Esther Acebo). 

«No hay que ganar esta guerra. La vamos a perder pero muy despacio. Y ustedes, chicas y chicos de rojo. Nosotros que somos un puto descarte social, que somos los grandes marginados de la historia: trans, delincuentes, arrabaleros, gais, balcánicos, latinoamericanos. ¿Qué carajo nos van a decir lo que es perder? Sabemos cómo cala en los huesos esta derrota lenta«.

Palermo al equipo.

«Sí de verdad quieres algo en la vida, tienes que robárselo al quien lo posee. Esa es la historia del mundo, hijo mio«.

Berlín al Rafael.

«Estaba convencida de que se podía huir del dolor como de la policía. Correr, cerrar los ojos y aguantar. Pero siempre hay un momento en que te paras. Y todo ese dolor te atraviesa. Sientes que no puedes hacer nada para volver a escapar de él«.

Voz en off de Tokio. 

«Es otra vida distinta, pero tan suya como la anterior. En una vida pueden caber varias vidas«.

Explica Tokio a Manila. 

«Mucha gente cree que en la vida solo hay un gran amor. Lo que no saben, es que se puede vivir varias vidas«.

Voz en off de Tokio.

«En el amor no vale con querer a alguien. Tienes que llegar a tiempo».

Voz en off de Tokio.

La adrenalina no abandona la pantalla un solo segundo. Parte del encanto de la serie española de 2017 aún se mantiene intacto, sin embargo ya no es tan importante el trasfondo de cada personaje, sino cómo saldrán de esta y como el profesor tiene la fórmula perfecta para salir de casi cualquier contratiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: